El Valor del Padre

Entre Un Millón de Dólares y Una hora de tu vida, Cual vale más para ti?
Si tienes un millón de Dólares y tienes que ir de New York a París. Tienes dos opciones, un avión normal en clase económica, barato, lento y un avión supersónico en clase ejecutiva, rapido, caro. Cual eliges?.
Antes de responder a esta pregunta, responde: Cual es el valor que tu das a ti mismo, a tu vida, y a tu tiempo?.
Tu eres cabeza y no cola, Hijo de Dios, baluarte máximo de la creación de Dios. Príncipe y princesa de Dios, por tus venas corre la sangre de la realeza, la sangre del Cordero de Dios.
Dios, envió a su Hijo unigénito, por ti. Tu hermano mayor, Jesús, murió en la Cruz, porque tu valor delante de Dios es incalculable. Porque Tú eres la imagen y semejanza de Dios, tu Padre, y tienes su aliento en ti, dando vida a ti.
Hagamos la misma pregunta a Dios y El dirá: Para mí, una hora de tu vida vale más y quiero que compres el pasaje del avión supersónico en clase ejecutiva para que uses mejor tu vida para mí.
Los valores del Cielo y el valor de Nuestro Padre es muy diferente a nuestros pensamientos. Y este valor es uno de los principios fundamentales del gobierno de Dios. Bajo este principio Jesús vivió entre nosotros, proclamando que el reino de los cielos se ha acercado y que existe el perdón del pecado, y que los pecadores son salvos por fe.
Bajo este valor Jesús dijo que la Oración del pecador tenía más efecto que el del justo: Os digo que éste descendió a su casa justificado pero aquél no; porque todo el que se ensalza será humillado, pero el que se humilla será ensalzado(Lucas 18:14).
Por eso Jesús dijo que dos monedas valía más que monedas de oro: En verdad os digo, que esta viuda tan pobre echó más que todos ellos, porque todos ellos echaron en la ofrenda de lo que les sobraba, pero ella, de su pobreza, echó todo lo que tenía para vivir (Lucas 21:1-4).
Y en base al valor del Padre, Jesús multiplicó y expandió el reino de Dios en la Tierra: Y tomando los cinco panes y los dos peces, levantando los ojos al cielo, los bendijo, y los partió, y los iba dando a los discípulos para que los sirvieran a la gente. Todos comieron y se saciaron; y se recogieron de lo que les sobró de los pedazos: doce cestas llenas. (Lucas 9:16-17).
El valor del Padre produce, multiplica, y se expande. Sus efectos son la abundancia y la bonanza. El valor de Jesús era la fe, la esperanza, y el amor.
Cuáles son tus valores?. Con que valores te mueves?. Son mejores Tus valores que los valores de tu Padre Celestial?. En el nombre de Jesús hecha todo fundamento y principio que estructura tus valores, derrumba todo pensamiento que va en contra de los valores del reino. Toma los valores del Padre, enfócate en el, prioriza tus pensamientos en Sus valores. Bonanza y abundancia son la promesa.
Que Dios te llene de sus mejores valores. Amén.


Escrito por Nicolas Ko, Amigo y discipulo del pastor Miguel